Es una nueva iniciativa que pretende instalar en la comunidad educativa en particular, y en la ciudadanía en general, la práctica de la separación y valorización de los residuos sólidos urbanos. Entendiendo que en el marco del proyecto GIRSU Jujuy, los materiales que se separen en origen en los hogares e instituciones públicas y privadas, tendrán un nuevo destino para su tratamiento y aprovechamiento.

De aquí que se cuente además con la participación de las empresas recicladoras, que en Jujuy procesan los materiales reciclables, y en algunos casos le agregan valor. Lo mismo que la importante presencia de los recuperadores, a quienes se destinan exclusivamente los recursos en mejores condiciones para la venta.

La convocatoria del Reciclatón apunta a separar el material plástico, el cartón y el papel, ya que son los que más se generan y descartan en la cotidianeidad.

Si bien es cierto el mensaje de los organizadores se concentra en la reducción de los volúmenes de residuos que cada ciudadano genera, también se pretende que aquellos materiales reciclables puedan ser separados en origen en mejores condiciones para que los recuperadores puedan venderlos, y las empresas procesarlos y reinsertarlos en la cadena productiva económica local.

De ésta manera la llamada economía circular, donde casi nada se desaprovecha ni descarta, se ejercita en la provincia, contribuyendo a sanear los ambientes, y garantizando además el derecho a la salud.