Al disertar ante más de mil personas en el Seminario “Del Estudiante Integrado a la Escuela Inclusiva”, el director de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación de La Pampa, Ladio Damian Scheer Becher, instó a “pensar a la diferencia y a la diversidad como una oportunidad y no como un problema”.

“La Educación Inclusiva ya está definida por la UNESCO y no habla de la discapacidad sino que habla de una estrategia dinámica para pensar a la diferencia y a la diversidad como una oportunidad y no como un problema”, expresó Scheer Becher, quien dijo que estas nuevas concepciones “nos interpelan a mirar a la diferencia y la diversidad como aspectos enriquecedores y generadores de valor”.

El director ejemplificó algunas construcciones de mitos y representaciones creados en función de la Educación Inclusiva que generaron barreras comunicativas e ideológicas presentes hoy en día en las instituciones educativas y sociales y sostuvo que se deben superar paradigmas que “todavía conviven en nuestras cabezas y en la sociedad, en la escuela y en el barrio”.

“Es necesario –advirtió- recuperar la historia del ‘otro’ y reemplazar las preguntas; en lugar de preguntar qué condiciones tiene ese estudiante, preguntémonos también acerca de cómo es su día, cómo es una salida, cómo participa en la sociedad”, interrogantes que calificó como gestos mínimos para eliminar aquellas barreras de la inclusión y la participación en las escuelas.

El nuevo paradigma de la Educación Inclusiva postula, entre otras concepciones, que la planificación de la enseñanza se debe realizar desde el diseño universal de aprendizaje y no en función del contenido, es decir, centrada desde los objetivos de las operaciones cognitivas de los estudiantes. En La Pampa esta planificación se realiza de manera conjunta ya que “el sentido del acompañamiento de los equipos de apoyo a la inclusión escolar no es planificar para el estudiante con discapacidad, sino, que se piense conjuntamente la planificación con el docente del aula”, afirmó Scheer Becher.

“En este proceso de transformación –subrayó- la familia también es parte de la agenda pública”.

La Subsecretaria de Educación, Marcela Claudia Feuerschvenger, quien también fue expositora en el seminario, explicó las características del modelo de Educación Inclusiva instaurado en la Provincia de La Pampa, que desde 2016 en cumplimiento de la Resolución N° 311 del Consejo Federal de Educación, cuenta con nuevos marcos regulatorios que dieron paso a las Escuelas de Apoyo a la Inclusión en lugar de las Escuelas Especiales.

A partir del decreto provincial N° 1715 –reseñó-  se dispuso que ningún estudiante pueda ser obligado a inscribirse en escuelas de la modalidad de Educación Especial, posibilitando así que todos los estudiantes con discapacidades puedan estar en las escuelas comunes con los recursos necesarios.

Esta transformación requirió de la creación de más de 240 cargos para los equipos de apoyo a la inclusión, el desarrollo de guías, documentos y modelos de intervención para los colectivos de psicólogos, asistentes sociales, psicopedagogos, además de la implementación de la resolución 311/16 del Consejo Federal y el desarrollo de marcos regulatorios propios que permitieron titular a aquellos alumnos que han tenido algunos apoyos específicos en sus trayectorias escolares, precisó.

El Seminario “Del Estudiante Integrado a la Escuela Inclusiva”, que organizó el Ministerio de Educación de Jujuy, se realizó en dos jornadas con equipos de apoyo escolar de Jujuy, directores, supervisores, ONG, docentes y estudiantes de Educación Especial de toda la Provincia.

La coordinadora del Servicio de Acompañamiento Escolar de la Secretaría de Equidad, Sandra Correa, evaluó que los resultados superaron todas las expectativas y destacó que en la segunda jornada más de mil personas asistieron a las disertaciones.

_DSC0302

_CSC0297

_DSC0294

_CSC0291

_DSC0300

_DSC4877[6883]