En la sala de audiencias del Tribunal en lo Criminal Nº 2 comenzará este miércoles, 14 de agosto, el juicio oral y público que se le seguirá a Pablo Emanuel Mamaní Luzcubir, acusado como supuesto autor de los delitos de Homicidio calificado por la calidad de la víctima y violencia de género en grado de tentativa. Lesiones leves agravadas por el vínculo y la violencia de género. Lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género; lesiones leves agravadas por el vínculo; amenazas agravadas por uso de arma y daños, en concurso material. Lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas.

Cuatro son las causas judiciales que se debatirán en este juicio, en las que Mamaní Luzcubir habría protagonizado hechos delictivos en distintas fechas y lugares, en los que habría atacado a tres mujeres – que fueron sus ex pareja – y a una menor de edad, hija de una de las víctimas.

En la causa principal, los hechos, descriptos en  la requisitoria de elevación a juicio, sucedieron el 20 de septiembre de 2017, a las 20 horas aproximadamente, cuando  Romina Ivone Castro, ingresaba a su departamento, en el barrio Cuyaya de San Salvador de Jujuy, y se presentó Mamaní Luzcubir, ex pareja de la mujer.

En esas circunstancias, el acusado tenía un revolver en su mano y tras hablarle a la mujer, habría comenzado a disparar contra ella, dirigiendo el primer disparo contra el rostro de la misma, rozándole  el proyectil la mejilla derecha.

Seguidamente, la víctima trató de salir del departamento, pero antes de que lo pueda hacer el acusado le disparó en el brazo derecho, ocasionando que esta caiga al suelo; reincorporándose y continuando su intento de salir de la vivienda, mientras Mamaní Luzcubir proseguía disparando contra ella, impactándola con  dos proyectiles en la espalda.

Tras lograr escapar del lugar, Romina Castro se guareció en el departamento de su madre.

La calificación legal del hecho descrito se encuentra enmarcado en la figura de homicidio calificado por la calidad de la víctima y violencia de género en grado de tentativa.

En otra de las causas, el hecho ocurrió el 21 de abril de 2017, a las 23.30 horas aproximadamente, cuando Romina Ivone Castro se disponía a subir las escaleras del edificio donde vivía, en el barrio Cuyaya,  siendo sorprendida por Pablo Mamaní Luzcubir,

El imputado habría avanzado hacia ella sosteniendo una navaja tipo cortaplumas en una de sus manos. Al ver esto, la victima comenzó a gritar pidiendo ayuda y se agachó tapándose el rostro con los brazos.

Inmediatamente, el acusado habría comenzado a realizarle cortes en la cabeza provocándole una lesión en la cara posterior del pabellón auricular derecho y región temporal derecho. Cesando la agresión debido a que salió una vecina en auxilio de la mujer.

La calificación legal por el hecho descrito es de lesiones leves agravadas por el vínculo y violencia de género.

Otra acusación contra Mamaní Luzcubir se originó en un hecho acaecido en una vivienda ubicada en el barrio Mariano Moreno de San Salvador de Jujuy.

En ese lugar, el 3 de enero de 2017, entre las 12.30 y 13.30 horas aproximadamente, retornaba a su domicilio una mujer, ex pareja del imputado, del que estaba separada debido a malos tratos que el hombre daba a la hija de ambos, menor de edad.

En esa circunstancia habría recibido un llamado telefónico del acusado quien le pedía volver a tener relación, y ante la negativa de la mujer, el imputado  decidió esperarla en el domicilio.

Después de ingresar a la vivienda de la victima, con el consentimiento de ella, Mamaní Luzcubir  observó que la tablet de su hija tenía la pantalla rajada, motivo por el cual habría comenzado a los gritos a recriminar e insultar a la menor.

Entonces, se habría aproximado para golpearla, levantando la niña los brazos para defenderse, pero el acusado la golpeo.

La madre de la menor se dirigió al  teléfono fijo, momento en que el imputado la habría tomado de los cabellos, la tiró al suelo y le propinó golpes de puntapié en diferentes partes del cuerpo.

La menor de edad se acercó a su madre para defenderla, tomando a Mamaní Luzcubir de la musculosa que tenía puesta, rompiéndola, por lo que este empujó a ambas  hacia el comedor de la vivienda.

Luego, cuando la mujer se dirigió a buscar una remera, que le había solicitado Mamaní Luzcubir, el acusado aprovechó para ir a la cocina y buscar un set de cuchillos, rompió un traje de baño de la mujer y después se acercó a la misma amenazándola con el cuchillo con intenciones de atacarla.

La victima utilizó una frazada que tenía a su alcance para defenderse, logrando el imputado lastimarla, con el cuchillo, en la muñeca de la mano izquierda.

Con el fin que el agresor se calmara, la joven mujer le dijo que volverían a estar juntos, ante ello el hombre se tranquilizó y le pidió que no hiciera la denuncia de lo ocurrido refiriéndole “no quiero hacerle nada a tu familia ni a ustedes, ni a mí tampoco”.

Cuando la mujer estaba buscando la remera  que le pidió  el imputado, este tomó del cuello a su hija, apoyándole el cuchillo en esa zona, luego la soltó y le lastimó el brazo derecho con esa arma.

El acusado se retiró del lugar, llamando insistentemente por teléfono a la victima para que no hiciera la denuncia por estos hechos.

La calificación legal de los hechos descritos es la de lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género; lesiones leves agravadas por el vínculo; amenazas agravadas por uso de armas y daños, en concurso material.

El cuarto hecho por el que Mamaní Luzcubir será enjuiciado, tuvo lugar el 16 de agosto de 2013, aproximadamente a las 17 horas, cuando la ex pareja del mencionado, Selva Laura Alencenovich salio de su vivienda, en el Sector B2 de Alto Comedero, San Salvador de Jujuy, para dirigirse a la parada de colectivos ubicada a cuatro cuadras de distancia.

De repente se le presentó el acusado, a bordo de una motocicleta, manifestándole que si no subía le pasaría algo a su hija, ante lo cual la mujer obedeció y subió al rodado.

Mamaní Luzcubir la llevó a una casa de hospedaje ubicada en la zona del barrio San Pedrito, donde ingresaron a una habitación. Allí, comenzó a agredir a la mujer verbalmente, la empujó sobre la cama y comenzó a golpearla con sus puños en el rostro y la cabeza, para luego tomar la almohada y colocársela en la cara, impidiendo que la víctima gritara y respirara con normalidad, intentando defenderse de tal agresión con rasguños en los brazos del atacante.

Ante los gritos y el ruido en la habitación, el encargado del lugar se hizo presente y mediante golpes en la puerta exigió que abrieran la misma.

Al hacerlo, la mujer salió a la calle y abordo un remís, al cual también se subió Mamaní Luzcubir, dirigiéndose ambos a la Comisaría Seccional 32 de la Policía provincial.

Los hechos descritos fueron legalmente calificados como lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas.

El Tribunal estará integrado por los jueces Claudia Cecilia Sadir –presidente de trámite -, Luís Ernesto Kamada y Alejandra Tolaba – habilitada-, secretaría a cargo del Dr. Marcos Vargas.

Cómo Fiscal se desempeñará el Dr. Alejandro Bossatti;  el abogado defensor del acusado será el Dr. Luís Bóveda.

Los querellantes serán el Dr. Rubén Farfán, por Romina Castro,  y la Dra. Julieta Landriel, patrocinando a Selva Alencenovich.

Para la primera audiencia se ha previsto la declaración  de trece testigos, y en la próxima audiencia, miércoles 21 del corriente mes, lo harán doce personas más.