Enmarcado en un esfuerzo conjunto y formalizado en un convenio entre el Comisionados Municipales de las Comunidades de Catua y Jama, Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy y South American Salars- Advantage Lithium para el desarrollo del corredor Turístico Jama- Catua, desde el año pasado se realizan mensualmente un proceso de formación con ambas comunidades con una mirada de desarrollo sostenible para recibir visitantes.

 

La región posee sobrados recursos tangibles e intangibles para que las comunidades aborígenes anfitrionas, organicen una serie de servicios que permitirán la articulación de nuevos proyectos, para consolidar una clara visión de convertirse en una propuesta de “Turismo Rural”, de la puna jujeña.

En uno de los polos de este corredor, la Comunidad de Catua puso la mirada en esta modalidad de turismo vivencial, una veta anhelada por el señor Juan Cruz, Comisionado Municipal de esa localidad, quien expresó “Mi desempeño durante muchos años como agente sanitario, me brindó la posibilidad de conocer muy bien esta región y valorarla. A su vez, también queremos revalorizar nuestra cultura y estamos convencidos, de que el turismo será una alternativa que posibilitará estos proyectos. Este año, iniciamos talleres de piedra Ónix y Toba, para utilizar esta materia prima en el tallado para artesanías. El turismo es otra alternativa de trabajo que desarrollamos en forma conjunta con la empresa minera, la provincia y nuestra comunidad”.

El mes pasado, durante las fiestas patronales en honor a la Virgen del Carmen, inauguraron las oficinas de la Dirección de Cultura y Turismo e Informes de esta localidad. Días atrás, una delegación compuesta por integrantes de un equipo técnico de la Secretaría de Turismo del ministerio provincial, junto a referentes de la empresa minera, arribaron a la localidad para continuar el proceso de capacitación para guías e informantes.

Mariana Zambrano, Encargada del Departamento de Información Turística y Fernando Sandor, capacitador de la Dirección Provincial de Productos Turísticos, dictaron capacitación para los integrantes de la “Oficina de Informes de Catua” y evaluaron a los futuros “Anfitriones Turísticos”, además de dictar un Taller para fortalecer a los emprendedores existentes, formándose para que a futuro puedan brindar los servicios necesarios a los visitantes.

Para evaluar a los Anfitriones Turísticos, Fernando Sandor destacó que Juana Cruz, Isabel Esquivel e Isabel Cruz, debieron aprobar una instancia escrita, para saber cuáles eran los potenciales circuitos turísticos de Catua y otra práctica en campo (oral). Aquí, las anfitrionas tuvieron que simular un guiado con presentación personal y recomendaciones para visitar los distritos atractivos que se encuentra en territorio. Para el recorrido contaron con vehículos y referentes de la empresa minera y de la comisión, acompañados incluso por Juan Cruz.

En relación con los recursos, el comisionado aseguró que toda la comunidad tomó conciencia de la actividad turística que pueden desarrollar, gracias a la información que se bajó luego de un trabajo en conjunto con la empresa minera South American Salars. “Hay mucho para ofrecer, revalorizar nuestras costumbres y creencias. Existen formaciones naturales, canteras de minerales y miradores donde se pueden armar circuitos turísticos. Hay una gran variedad de plantas medicinales, aromáticas y artesanías en tejido, que las mujeres desde niña aprenden, esto también será expuesto en la oficina de informes” dijo Juan Cruz.

Por su parte, Isabel Esquivel, futura informante y anfitriona turística que recibió la capacitación “Criterios Operativos para Informantes Turísticos”, a cargo de Mariana Zambrano, expresó que desde hace un tiempo atrás se vienen desempeñando como guías, junto a otras jóvenes, ante el pedido de grupos de visitantes que llegan hasta la comunidad. “No conocíamos los recursos que tiene esta región. Hace un año recorrimos toda la zona y vimos las riquezas que hay, incluso pinturas rupestres. Vinieron turistas de Francia y EEUU, que hablaban español, entre otros del ámbito internacional”.

“Tengo 19 años, terminé los estudios secundarios y quiero seguir una carrera de Turismo en la capital jujeña. En estos meses los nevados de la cordillera muestran un paisaje muy lindo. Todo el circuito se puede recorrer en una hora y media. Generalmente desayunamos en Catua y partimos a H 10:00 hacia los puntos más importantes. Luego, regresamos para almorzar. En invierno, la laguna de Huaiquitina se congela y además tiene truchas. Quiero agradecer a todos los que confiaron en nosotros y en este proyecto. Vamos a poner todo de nuestra parte para que mi comunidad salga adelante, por el futuro de nuestro pueblo” agregó Isabel.

Aparte de esta joven guía, otras personas de la comunidad se capacitaron en la misma temática. Juana Cruz, futura informante y guía turística; Androcia Nieva, comedor San Antonio; Juana Nieva, potencial servicio de transporte; Celia Soriano, potencial kiosco; Abelardo Nieva, potencial servicio de transporte; Agustina Guitian, Panadería; Teresa Gerónimo, comedor y habitaciones y Anacleta Gutian, comedor San Antonio.

Sobre la infraestructura local y recursos intangibles, Juana Cruz, informante y guía, aseguró que “la oficina de informes cumplirá un rol fundamental, no solamente para los visitantes, sino también para los emprendedores de alojamientos o comedores que se están formando, como nosotras, en la atención a las visitas con la cordialidad que hay que recibirlos. Ellos también deben manejar información general de nuestros circuitos naturales, para ayudarnos con la transmisión y entusiasmar a los turistas. Toda la información estará en esta oficina”.

“Nuestra riqueza cultural data de períodos precolombinos y de las conquistas que dejaron un fuerte legado en religión y fiestas patronales, costumbres, chayadas, señaladas, fiesta de todos los santos, trueque y creencias de nuestros ancestros. También hay emprendedores en el Taller de Artesanías y piedra Onix; otra alternativa para grandes y jóvenes. El turismo minero, para visitar las canteras de piedra Ónix y Toba, desde donde se extrae la materia prima para la construcción y artesanías, junto a las empresas de litio, de energía fotovoltaica y el Salar Olaroz- Cauchari, forman parte de otro gran potencial que tenemos para desarrollar desde mi localidad” dijo Juana Cruz.

Para finalizar, Silvia Rodríguez,Gerente de South American Salars, manifestó que iniciaron un proceso de cambio para dinamizar la economía en Catua. Resaltó el empoderamiento de esta comunidad para progresar, económicamente y a nivel social, sin resignar su cultura. Agregó que “El fortalecimiento otorga poder para las decisiones y el convertirse en una alternativa turística fue una determinación de ellos. La comunidad posee servicios para comenzar con esta actividad. Se requieren inversiones y gestiones incluso a nivel internacional, por recomendación de los capacitadores, pero lo importante es que el proceso se inició y la excelencia en calidad, para aprovechar estos recursos, será alcanzada por jóvenes y adultos muy interesados y convencidos en el Turismo Rural”.