Se trató de José María Albizo Cazón, quien a sus 23 años es un reconocido activista contra la corrupción, tesista de la Lic. en Relaciones Internacionales, Presidente de la Coalición Cívica ARI de Jujuy y Director Ad-Honorem de una de las extensiones académicas del Instituto de Formación Cultural y Política “Hannah Arendt”. El discípulo de Elisa Carrió, se reunió con jóvenes de los equipos de Leopoldo Lopez, Juan Guaido, Voluntad Popular (Venezuela), Primero Justicia (Venezuela) y Renovación Democrática Ciudadana (Bolivia).

image

Albizo Cazón con Cayetana Muriel (KIC) y Carolina Ruarte (Cultura Democrática).

Organizado por Cultura Democrática con el apoyo de la Christian Democratic Internacional Center – KIC de Suecia, la Academia Regional de Liderazgo e Innovación Democrática forma parte del Programa para Jóvenes Políticos en América Latina (PAOLA), y contuvo a jóvenes de Venezuela, Bolivia y Argentina, que compartieron 4 días de continua formación en Santa Cruz de la Sierra, con el objeto de construir una Latinoamérica en democracia, en defensa de los derechos fundamentales, la pluralidad, la libertad de pensamiento y de opinión, y las garantías de solución de conflictos a través del diálogo como medio pacífico de resolución de controversias.

Según trascendió por sus redes sociales, entre las actividades fuera de agenda a las cuales también asistió en paralelo el joven líder de la CC-ARI, se hallan: la campaña #HelpBolivia junto a Renovación Democrática Ciudadana para solicitar asistencia internacional por la Chiquitania tras hallarse más de 1 millón de hectáreas de bosques bolivianos amenazados por el fuego, y un Cabildo a los pies del Cristo Redentor para exigir el respeto al Referéndum del 21 de Febrero de 2016 que dio la victoria al “NO” ante el pedido de Evo Morales de habilitar la reelección indefinida en Bolivia.

Albizo Cazón es un llamativo cuadro académico y político. Autor de distintas medidas ejecutivas y legislativas, fue a su vez quien denunció penalmente cuando tenía tan solo 19 años, al ex Gobernador Eduardo Fellner hoy imputado junto a Milagro Sala por presunta asociación ilícita, en marco de su causa; y quien inició la investigación contra Emilio Cayo y José Luis Bejarano de la Organización de Desocupados Indpendientes de Jujuy, por presunta participación criminal y fraude a la administración pública, tras él haber detectado más de 500 viviendas que eran destinadas a familias en situación de vulnerabilidad, se hayan en estado de abandono, a medio hacer y/o con vicios de edificación.