Ezequiel Morales afirmó que al momento que el Gobernador los convocó, se empezaron los trabajos de selección, en San Pedro se seleccionó a un grupo de personas, «fue un viaje largo, una vez que llegamos, no había personal de emergencia trabajando, así que fue un área de desastre sin personal idóneo, se trabajaron en 5 incendios grandes, controlamos el perímetro. Nuestro trabajo consiste en trabajo de herramientas, no ocupamos agua, el agua es para lugares donde tenes accesibilidad, allá no había caminos, la idea fue trabajar con muchas herramientas, trabajar con brechas corta fuego y durante la tarde noche hacer un contra fuego para que el mismo llegue con baja intensidad cuando el viento se pone muy fuerte y peligroso».

«Controlamos la zona durante los 15 días que estuvimos trabajando, el trabajo fue muy sacrificado por las latas temperaturas, a las 10:00 de la mañana ya hacían 37º, por éste motivo elegimos gente de San Pedro y de Yuto por la cercanía y el conocimiento. Si bien la gente de bomberos de la zona tienen vocación pero no mucha experiencia, por eso en los días libres se dictó capacitación para al rededor de 600 personas».