Desde la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Graves Contra las Personas y Femicidios, dependiente del Ministerio Público de la Acusación, informaron que, en el caso del homicidio de Carlos Alberto Paita Montes, ocurrido en el barrio Alto Comedero el pasado 10 de octubre, hay una persona detenida.

Se trata de una mujer, la cual fue imputada por el delito de “Homicidio agravado por el vínculo”.

Conoció causa de imputación, los derechos constitucionales que la asisten, se abstuvo de declarar y designó como defensor a un abogado particular.

En el caso del joven Diego Vargas, quien fue apuñalado en Campo Verde, desde la Unidad Fiscal indicaron que hay una persona de sexo masculino detenida, quien ya conoció causa de imputación, garantías constitucionales y designó defensor oficial. En este caso, la imputación es “Homicidio simple en grado de tentativa”, de igual manera que el caso anterior, el imputado se abstuvo de prestar declaración.