El Tribunal en lo Criminal Nº 1, condenó a Felipe Antonio Salgado, a la pena de prisión
perpetua, por resultar ser co-autor penalmente responsable, del delito de “Homicidio
criminnis causa, homicidio criminnis causa, en grado de tentativa (dos hechos) y robo
calificado, por el uso de arma y en despoblado y en banda”.


Así lo resolvió hoy, 5 de noviembre, el Tribunal integrado por los jueces, habilitados,
Mario Ramón Puig –presidente de trámite -, Ana Carolina Pérez Rojas y María Alejandra
Tolaba, al finalizar el juicio por lo sucedido en un establecimiento agrícola ubicado en la
Ruta Nº 66 Km. 11, Cruce Los Lapachos.
De acuerdo a la acusación fiscal, Salgado fue condenado por los hechos ocurridos el
21 de octubre de 2016, aproximadamente a las 6 de la mañana, cuando ingresó al lugar
antes mencionado, junto a cuatro personas más, cuya identidad no se pudo establecer, con
el ánimo de apoderarse de bienes totalmente ajenos.
En el interior de la vivienda atacaron a Alberto Torrejón y Margarita Miranda
Urzagaste, que estaban durmiendo, con golpes de puño y patadas mientras les exigían que
les entreguen dinero.
Ante la resistencia del hombre, Salgado y sus acompañantes sacaron las armas de
fuego con el fin de lesionarlo y reducirlo realizando dos disparos, uno de de los cuales
impactó en la pantorrilla derecha de Torrejón.
Luego de tomar una suma de dinero y otros objetos de valor que habían en la casa,
se dieron a la fuga, debido que escucharon ruidos provenientes de personas que se
aproximaban.
Mientras huían, los delincuentes se encontraron de frente con Florencio y Luís
Torrejón, quienes vivían cerca y al tomar conocimiento de lo sucedido se dirigieron hacia el
inmueble donde había ocurrido el robo.
Sin mediar palabra y con el ánimo de atentar contra la vida de los Torrejón, los
malhechores les dispararon a ambos impactando uno de los proyectiles en Luís Torrejón,
quien falleció.
Mientras corrían para escapar, Felipe Salgado se separó de sus acompañantes,
quedando rezagado, y al pasar por donde estaba Florencio Torrejón, a fin de consumar el

delito de robo y procurar impunidad, le efectuó un disparo directo al cuerpo, pero la víctima
logró esquivar el tiro.
Ante esto, Salgado le apuntó con el arma a Torrejón, gatilló la misma, pero no se
efectuó el disparo, por lo que Torrejón enfrento al acusado hasta reducirlo, mientras los
otros cuatro delincuentes se dieron a la fuga con los elementos sustraídos.
Como Fiscal del Tribunal se desempeñó el Dr. Sergio Marcelo Cuellar, el secretario
de trámite fue el Dr. Ricardo Rodolfo Almaráz y los querellantes, los doctores Silvia Almazán
y Ariel Almazán.
La defensa técnica del enjuiciado fue ejercida por el Dr. Juan Roberto Méndez.
Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer dentro de los plazos
establecidos en el Código Procesal Penal; a partir de lo cuál, las partes podrán solicitar su
revisión ante una instancia superior.