Transformándose en un hecho histórico y sin precedentes, el joven líder de la Coalición Cívica ARI, José María Albizo Cazón (23), había radicado un 03 de febrero de 2016, con apenas 19 años de edad, la única denuncia penal que señalando las responsabilidades políticas vincularía al ex gobernador Eduardo Fellner con el millonario desfalco en obra pública, que hoy junto a Milagro Sala, lo imputó al ex mandatario por presunta asociación ilícita.

image

Pasadas las 17:00hs. de un 03 de febrero de 2016 se apersonaría Albizo Cazón ante las puertas del Ministerio Público de la Acusación con objeto de presentar un modesto escrito que oficiaría de punto de partida para ahondar en las responsabilidades políticas de los entramados de corrupción que derivaron en que más de 2.300 familias en situación de vulnerabilidad, jamás pudieran cumplir el sueño de la vivienda propia. “Lo que me duele, es que con 19 años, sea yo quien esté denunciando lo que otros no se animaron. Es momento de develar la miseria de los poderosos”, manifestaría a fecha el joven político.

Por ese entonces el joven líder de la CC-ARI, independientemente de la presentación iniciada por el Estado Provincial contra la líder de la Tupac Amaru, buscaría ir más allá y apuntaría que el ex Sr. Presidente del Instituto de Viviendas y Urbanismo de Jujuy, Lucio Abregú, habría declarado “que gracias a las gestiones del Gobernador Fellner ante el Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Germán Nivello, se ‘aseguraron los fondos’ para la continuidad y normalidad de la ejecución de obra pública pre pactada”, desglosando así parcialmente la responsabilidad institucional inicial del ex mandatario.

En tal línea, luego en una ampliación aportaría que los encuentros del ex gobernador Eduardo Fellner se habrían abordado en el Piso 9 del Ministerio de Planificación Federal también con José Lopez (ex Secretario de Obras Públicas de la Nación, quien fuera cuestionado por haber sido encontrado ocultando bolsos con millones de dolares en un convento). Éste sería con quien en realidad, según se consideró, se habrían trazado por ese entonces las partidas presupuestarias nacionales que llegarían a Jujuy, y además, se iniciarían las gestiones de financiamientos destinados a edificación de viviendas, entre ellos por ejemplo el Plan “Mejor Vivir I”, inmerso en el desfalco millonario que tuvo lugar en suelo jujeño.

Albizo Cazón por tal, situaría siempre que Fellner ocuparía una participación ineludible, necesaria e institucional, para las operatorias, en tanto estimaba que sin él no se verían destrabados los fondos requeridos para obras.

No obstante, ampliando el desarrollo de la hipótesis de modus operandi empleado en una porción de la trama que responde a la presunta asociación ilícita, luego supo manifestar que los acuerdos iniciados por el ex mandatario eran ratificados por los Sres. Abregú (IVUJ) y Cosentini (Vivienda y Ordenamiento Territorial) junto a German Nivello (Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda Nacional). Mientras los controles, especificó, eran en distintas instancias, y todos tenían posibilidad de auditar, por lo cual es que en ese sentido, en su primer denuncia también relata que en presunción era el ex titular del IVUJ quien iba a “rendir cuentas” de los avances de obras emprendidos a pequeño, mediano y largo plazo.

“Nadie, aunque todos quieran, puede deslindarse de manera plena de los hechos, todos formaron parte de manera directa o indirecta, con cómplice conciencia o clara inconsciencia, de esta matriz corrupta que más temprano que tarde deberá ver caer a todos sus participes”, disparaba tiempo atrás Albizo Cazón.

Es así, que en el último párrafo de su presentación judicial de mayo de 2018 ante el Juez de Control N° 4, el exponente de la Coalición Cívica ARI expondría y reiteraría que “contemplando lo vertido y buscando aportar a una resolución justa que contribuya a delimitar con certeza las responsabilidades de cada actor interviniente en el manejo de dichos fondos, es que consideramos una hipótesis viable por la cual conducirse, a la explicitada el 03 de febrero de 2016, la cual alude a la presunción de encubrimiento agravado e incumplimiento de deberes de funcionario público, contra el Sr. ex Gobernador, en tanto él en carácter de máxima autoridad de la administración de la Provincia de Jujuy, siendo quien eventualmente habría gestionado fondos concernientes a programas de construcción de viviendas, por acción u omisión, estrictamente hablando de posible participación directa o falta de realización de controles, respectivamente, coopero a que se produjera el desfalco millonario en materia de obra pública que aún es materia de investigación”.

“Bienaventurados los que tengan hambre y sed de justicia, porque serán saciados, reza la palabra, y yo estoy convencido que todo el Pueblo de la Provincia de Jujuy, exige ello, tanto como recuperar lo robado”, expresó Albizo Cazón.