Luego de recorrer el establecimiento educativo en donde se realiza la Escuela de Verano, junto al Gobernador de la Provincia, Gerardo Morales, y al Intendente Daniel Gurrieri, la ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura,
entregó insumos de primera necesidad y material para la reparación de hogares a los que resultaron damnificados semanas atrás como consecuencia de las fuertes lluvias en esta localidad. Si bien, el Ministerio de Desarrollo Humano a través de la Secretaria de Asistencia Directa y Calidad de Vida ya había entregado la ayuda requerida a
las familias afectadas ante e temporal desatado en la ciudad de Caimancito en las primeras semanas de enero, en la jornada de ayer se reforzó el acompañamiento mediante la entrega de ayuda urgente a 33 familias.
En la oportunidad, la ministra Natalia Sarapura expresó “el Estado está presente junto a las familias que resultaron perjudicadas por las condiciones climáticas. Es por eso que estamos realizando entrega de elementos de
primera necesidad como refuerzos alimentarios, colchones, agua embazada, frazadas, camas y chapas, entre otros recursos”. Además, “estamos realizando un seguimiento mediante nuestros Equipos Técnico de manera que brindemos todo el apoyo y asistencia necesaria que les permita a los afectados remendar su situación”. Por otra parte, remarcó la gran recepción de las Escuelas de Verano en esta localidad, en donde una vez más se reafirma la amplia participación de niños, niñas y adolescentes con el apoyo de las familias y las instituciones locales. En ese sentido, dijo “hemos trabajado coordinadamente con el intendente Daniel Gurrieri, para lograr este espacio que convoca hoy a tantos niños y niñas, y promueve derechos y el desarrollo de capacidades a través de actividades deportivas, artísticas y hábitos alimentarios saludables”. En consecuencia, “hemos logrado una política acertado que como bien anuncio el gobernador, redoblara la propuesta el próximo año”.