Durante el periodo de receso escolar de verano, el gobierno de la provincia de
Jujuy ha generado mecanismos para continuar garantizando el acceso a una
alimentación nutritiva a niños, niñas y adolescentes de los sectores más
vulnerables. En ese marco, el Programa “Recreando en Vacaciones Escuelas
de Verano”, se ha constituido en un espacios de alimentación nutritiva,
recreación y formación con resultados altamente positivos para 20.000 niños,
en 80 escuelas de 60 localidades pertenecientes a la región de los Valles y el
Ramal, tal como lo han podido observar los comisionados municipales,
directivos y responsables del programa en cada establecimiento educativo.
Este programa surge del compromiso del Gobierno de Jujuy y el Ministerio de
Desarrollo Humano, con un Estado presente ante las necesidades
fundamentales de la población, siendo el acceso a una alimentación saludable
por parte de los niños y adolescentes una prioridad. Durante el periodo escolar,
explica la Ministra Natalia Sarapura, se brinda atención alimentaria a más de
150 mil estudiantes del nivel inicial, primario y secundario con una inversión
mayor a los 700 millones de pesos, mientras que en vacaciones se está
procurando mantener la asistencia para los sectores que más lo requieren.
Es por ello, que durante los meses de enero y febrero se puso funcionamiento
las Escuelas de Verano que se han constituido como espacios de contención
en los que se proporciona una alimentación con los parámetros nutritivos
indicados, actividad física y deportiva, talleres artísticos y de cuidados del
medioambiente, talleres de reflexión sobre los derechos de los niños, y juegos
recreativos. A través de estas actividades, el objetivo es la promoción de la
salud, la incorporación de hábitos saludables y las capacidades.
La decisión de asistir con desayuno y almuerzo a más 20.000 niños, niñas y
adolescentes de los Departamentos de San Antonio, Santa Bárbara, Ledesma,
El Carmen, Dr. Manuel Belgrano, San Pedro y Palpalá, surge del relevamiento
realizado que indica en tales zonas mayor situación de vulnerabilidad. El
Ministerio de Desarrollo Humano ha trabajado conjuntamente con cada
municipio para lograr efectivizar esta política alimentaria y de contención para
los más pequeños de estas regiones.
Libertador General San Martín, Lote Barro Negro, Calilegua, Fraile Pintado,
Pampa Blanca, Puesto Viejo, Caimancito, Santa Clara, Rodeíto, Palma Sola,
La Esperanza, Arrayanal, El Piquete, El Fuerte, El Talar, El Carmen, Palpalá,
San Salvador de Jujuy, son algunos de los municipios y localidades en las que
se desarrollan las Escuelas de Verano con una concurrencia amplia y el apoyo
de las familias e instituciones locales quienes decepcionan de manera acertada
la implementación de este Programa.
En ese sentido, los propios intendentes, comisionados y jefes comunales han
valorado positivamente, durante los actos de inicio de las jornadas recreativas,

esta política de contención para los niños, niñas y adolescentes de los Valles y
el Ramal.
Recapitulando, el Programa Escuelas de Verano, fue planificado con el objetivo
de continuar garantizando el acceso a una alimentación de características
nutritivas para los niños y niñas que resultan más afectados ante un escenario
económico nacional que repercute en los precios de los alimentos
incrementándolos constantemente. Frente a ello, el estado provincial, a través
del Ministerio de Desarrollo Humano ha diseñado esta política alimentaria que
viene a fortalecer los esfuerzos en este sentido sostenidos desde el
lanzamiento del Plan de Contingencia “Jujuy Asiste y Reactiva”, momento en el
que se reconoció una realidad adversa para las familias debido al incremento
de los precios en general producto de una economía cambiaria inestable, y en
consecuencia se profundizo un plan de asistencia en los comedores escolares.