130 Centros de Atención Familiar (CAF – Merenderos) de la ciudad de San Salvador
de Jujuy recibieron mercadería por parte del Ministerio de Desarrollo Humano para
que puedan continuar brindando el servicio de merienda a personas en situación de
vulnerabilidad, tomando los recaudos necesarios en el marco de la emergencia
sanitaria por el COVID 19 (coronavirus).
Los quipos técnicos de la cartera provincial recorrieron los centros de los barrios Alto
Comedero, El Progreso, Coronel Arias y Moreno, los cuales pertenecen a
organizaciones sociales como “Movimiento Evita”, “Llankaj maki”, “Biblioteca Niños
Pájaros”, “Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP)”, en otras,
y a instituciones de la sociedad civil, para entregar directamente los insumos a cada
CAF.
Las autoridades de Desarrollo Humano, manifestaron que la distribución se realiza
mensualmente de acuerdo a la cantidad de personas que asisten según los días de
atención y modalidades declaradas por los referentes de cada CAF. Mediante esta
asistencia, se garantiza el refuerzo alimentario a las personas en situación de
vulnerabilidad social.
En el marco de la emergencia epidemiológica, el personal que realiza la entrega
cumple con todas las medidas sanitarias correspondientes establecidos por el Comité
Operativo de Emergencias, para evitar la propagación del COVID-19. En tanto se pide
a los responsables de los CAF que extremen los cuidados y cumplan con los
protocolos para que no se produzcan contagios.
En este sentido, si bien los CAF son espacios de contención con el objetivo de
fortalecer los vínculos familiares, donde se realizan actividades sociales y se comparte
una merienda, debido a las medidas preventivas establecidas por el Estado Provincial,
desde el Ministerio se recomienda a los referentes no realizar estas acciones, para
cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio. Se aconseja que sean los
padres o tutores quienes busquen la merienda en recipientes cerrados, debidamente
desinfectados, respetando la distancia social y el uso de barbijos, para no exponer a
niñas y niños.