Presidente de la Coalición Cívica ARI, José María Albizo Cazón, rechazó enfáticamente la tibieza de no abordar sanciones contra quienes participaron del levantamiento en el Penal N° 1 de Gorriti, que arrojó 2 muertos, más de 15 heridos y demandó operativos por parte de SAME, Grupo Especial Antimotines y Bomberos. Pedirá un seguimiento en la mejora del flujo de alimentos, insumos de higiene y elementos de primera necesidad en respuesta a los requerimientos de las familias, pero penalidades a los instigadores, y mayores garantías de seguridad para los agentes penitenciarios.

image

“Por supuesto que creo y defiendo los derechos humanos, tanto en su generalidad como en su particularidad, pero no estoy de acuerdo con los excesos y abusos que algunos cometen o demandan tras invocarlos, eso lleva a la degeneración del concepto y a la anulación del espíritu de su comprensión”, expresó Albizo Cazón.

Las palabras del joven político, de la tropa nacional de Elisa Carrió, trascienden tras conocerse una “resolución del conflicto en forma pacífica” que emitió el Servicio Penitenciario de la Provincia de Jujuy y firmó el Juez de Ejecución, Emilio Carlos Cattan, y que alude según el texto oficial por ejemplo a que “no habrá ningún tipo de represalias, se garantizará el trámite urgente de los pedidos de libertades condicionales y se reconsiderará las calificaciones de los internos”.

“Un grupo de inconsecuentes puso en riesgo, tanto la vida de mismas personas privadas de su libertad como de agentes del cuerpo penitenciario, comprendo y respeto la rápida intervención del Sr. Juez que permitió destrabar el conflicto, pero no puede haber pasividad ante el comportamiento de los internos, hubo heridos y muertos”, puntualizó.

Destacando la discusión que refiere al otorgamiento temporal de domiciliarias por presunción de circulación interna de COVID-19 “no tiene razón de ser” en tanto considera por las medidas restrictivas que tomó a tiempo el servicio penitenciario no ha ingresado a la fecha un caso positivo que ponga en vilo a la comunidad allí residente, el titular de la CC-ARI que resaltó acompaña no obstante lo actuado por la Defensora Penal Ivonne Haquim, define éste tipo de medidas como “correctas pero de aplicación parcial”, considerando son “justas ante hallarse en potencial un daño irreparable, pero solo deben ser compatibles con los aptos para la medida cuadros con patologías de riesgo y sostener éstos calificaciones potables de un beneficio de ésta tipología, más no cualquiera”, en tanto considera “en efecto se habla de personas, pero no debemos olvidar, de personas que se hayan allí no por paseo, sino por la comisión de delitos”.

“Es imprescindible la mejora de ciertas calidades carcelarias, en principio como el flujo de elementos de primera necesidad que he escuchado fue uno de los reclamos de las familias, y acompañaré personalmente todo reclamo justo por las vías institucionales, quedando a su vez a disposición. No obstante deseo también instar respaldemos al Sr. Ministro Meyer, de quien conozco su calidad, y lo acompañemos en no ceder ante las presiones de los hechos, pero por sobre todo, también en bregue por el cuidado de los trabajadores penitenciarios”, sentenció.

Por último consultado sobre el fallecimiento de dos reclusos, Albizo Cazón reclamó se esclarezcan los hechos y tras un proceso de investigación se diluciden responsabilidades “aplicando el rigor de la norma sin miramientos”.