En la tarde de ayer  propietarios de bares y confiterías mantuvieron una importante reunión con el intendente Julio Bravo junto al área de habilitaciones comerciales.
El resultado de la reunión fue positivos ya que se resolvió que a partir del viernes los bares y confiterías pueden abrir sus puertas al público.
Víctor Caudana dueño de Capri manifestó que van a abrir viernes, sábado y domingo hasta las 1 de la mañana respetando los protocolos, los bares o pubs deberán tener luces tenues, música baja, el 50% de la capacidad, las mesas separadas.
Por su parte Carlos Ávila de ENIGMA manifestó que van a trabajar respetando todos los protocolos solicitando DNI, haciendo cumplir el uso del tapabocas y particularmente se comprometieron a cuidar a los clientes. Por último Matías Celaya de mamapacha bar anunció qué van a solicitar la ayuda y colaboración de todos los clientes para hacer cumplir los diferentes protocolos. «Nos tendremos que cuidar y adaptar a la nueva normalidad, seguramente esto va a durar un par de meses mas».