Emmanuelle Charpientier y Jennifer Doudna ganadoras del Nobel de Química por reescribir el código de la vida.
La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna desarrollaron «un método para la edición de genes» que ayuda a combatir el cáncer. Son la sexta y séptima mujer que ganan el premio desde 1901.

El premio Nobel de Química fue otorgado este miércoles a la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna por sus trabajos sobre las “tijeras Crispr”, que permiten cortar un gen preciso.

El galardón se trata sobre “reescribir el código de la vida”, indicó la Academia Sueca en su anuncio. El descubrimiento de las genetistas “contribuye a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias”, subrayó el jurado en Estocolmo.

El mecanismo es fácil, económico y permite a los científicos cortar el ADN exactamente donde haga falta, por ejemplo para crear o corregir una mutación genética y tratar enfermedades raras.