La joven le contó a su madre que era abusada desde los 11 años y vivía bajo amenazas del religioso.

Una joven de 15 años, le confesó a su madre que era víctima de violación por parte del pastor de una iglesia evangélica ubicada en un sector de la Tupac Amaru de Alto Comedero. Según el relato de la joven, todo habría comenzado hace 4 años, cuando ella tenía 15 y que durante todo este tiempo, el pastor la habría mantenido bajo amenazas para ocultar su macabro accionar.

La joven se habría animado a confesar, debido a que el centro religioso, Iglesia Manantial de Vida, no estaría en funciones ahora. El pastor, amenazaba a la víctima con que no revelara lo que sucedía entre ellos. Le decía que si lo hacía, cosas malas le pasarían a sus familiares y en especial a su madre.

La víctima se quebró ante sus familiares y confesó el aberrante hecho al que era sometido hace cuatro años.

La madre inmediatamente denunció el hecho a las autoridades de la Unidad Regional 7 de Alto Comedero, quienes ya están tomando las cartas en el asunto.