El Municipio que dirige el Doctor Julio César Bravo lleva adelante una serie de controles bromatológicos en los diferentes comercios de la ciudad con el fin de evitar que haya mercadería vencida.

A través de la Dirección Operativa de Bromatología e Higiene y Habilitaciones Comerciales se realizaron controles en tres panaderías de nuestra ciudad.

Se inspeccionó la elaboración de los alimentos, sobre todo la cantidad de sulfato en el pan que elaboran dichas panaderías para la venta comercial. Se efectuó las pruebas correspondientes a los distintos panes que elaboran.

Al respecto, Mauricio Frankenberger señaló que: “Los resultados que se arrojaron fueron de parámetros normales con respecto al trabajo desempañado por parte de los vendedores, sin existencia de sulfato en las elaboraciones”.

El Director Operativo de Bromatología e Higiene y Habilitaciones Comerciales dijo que además de este análisis en el alimento, también se hizo una inspección de higiene y salubridad en toda la instalación donde se produce el pan. “Se busca corroborar que los mismos se producen en las condiciones ideales para el consumo”, sostuvo agregando que “con una higiene adecuada, se pueden evitar importantes enfermedades”.

La trascendencia de los relevamientos reside en que es sustancial conocer las condiciones de producción de los alimentos que están expuestos para la venta, hasta un empaque conservado correctamente y limpio; la higiene con la que se manipulan los alimentos, y si los mismos tienen fecha de vencimiento o no por lo que los alimentos deben estar bien rotulados. Es transcendental porque son alimentos que van directo al consumo.

Para trabajar de manera correcta procedimentalmente, es necesario manejar ciertos conocimientos, por esto la Dirección de Habilitación Comercial viene dictando capacitaciones a distintos rubros a través de cursos específicos.

Uno de los Cursos, es el de Manipulación de Alimentos, avalado a Nivel Nacional por el Cenidron, el ente que regula todas estas actividades, trabajó con el sector de panaderos.

Para más información los interesados pueden dirigirse a la Oficina de Habilitaciones Comerciales, en el primer piso del Edificio, ubicado entre calle Gobernador Tello y Sarmiento, ex tribunales.

Y los vecinos pueden comunicarse a la línea 103 para realizar una denuncia, pueden acercarse a la Dirección. Como consumidores debemos controlar, ver lo que compramos esté en condiciones, más allá que se realizan los controles correspondientes.