Se trata del mineral denominado “Pirita”, el cual se encontraba acondicionado en bolsas de arpillera y cartón.

Era transportado por una mujer que viajaba desde Salvador Mazza con destino a la provincia de Buenos Aires.

Esta madrugada, efectivos de la Sección de Seguridad Vial “Cabeza de Buey”, dependiente del Escuadrón 45 “Salta” realizaban un operativo de prevención vial sobre el kilómetro 1545 de la Ruta Nacional N°9 cuando detuvieron la marcha de un transporte de pasajeros a fines de realizar un control físico y documentológico.

Al momento de la inspección del rodado, los funcionarios detectaron diez bultos con material sólido granulado (similares a piedras brillantes de color gris) en la bodega, por lo que procedieron a solicitar a la propietaria la documentación que certifique su origen y habilite su traslado, pero la ciudadana manifestó carecer de documentación y afirmó que solamente se encargaba de trasladar la mercadería como “artesanías”.

Ante esta situación, los uniformados se contactaron con la asesora técnica en Patrimonio Natural y Cultural de la Fuerza que consideró, según peso, color y forma, que se trataría de 500 kilos de mineral “pirita”.

Intervino la Fiscalía Federal de Salta, que orientó el secuestro de las piedras y el labrado de actuaciones y que la involucrada quede supeditada a la causa en infracción a la Ley 24.585 del “Código de Minería”.