La ternura de este pequeño argentino ante el simpatizante árabe en la 1ra fecha del grupo C.

La inocencia de los niños no conoce de fronteras, religión ni culturas ..simplemente es pureza!!!