EL GOBIERNO LE ADELANTO AL CAMPO LAS MEDIDAS QUE ANUNCIARA MASSA: «NO SOLUCIONA LOS TEMAS DE FONDO»

En medio de una profunda sequía que atraviesa a todas las actividades productivas, el Gobierno se prepara para la puesta en marcha de un plan para estimular la próxima siembra de soja y maíz. Se trata de dos sectores que se destacan por ser los mayores aportantes de divisas por las exportaciones.

Si bien el anuncio oficial de las medidas se realizara mañana al mediodía, en el distrito bonaerense de Las Heras, y estará a cargo del ministro de Economía, Sergio Massa, hoy el Secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, adelantó a los dirigentes de la Mesa de Enlace los alcances de la medida. Los representantes de los productores adelantaron que la misma “no soluciona los problemas de fondo que enfrenta el campo”.

Según comentaron a este medio los dirigentes del campo, la medida consiste en una ampliación del “Programa de Fortalecimiento de Pequeños y Medianos Productores”, el consiste en un fondo de hasta $42.000 millones para potenciar la competitividad de los sectores productivos de soja y maíz.

Mañana se lanzará un fondo de hasta $42.000 millones para potenciar la competitividad de los sectores productivos de soja y maíz

Al mismo podrán acceder podrán acceder pequeños y medianos productores de hasta 400 hectáreas de soja y 100 hectáreas de maíz, los cuales se les realizará un aporte no reintegrable para hacer frente al 40% de la inversión que se realice para la compra de fertilizantes y semillas. En el caso de los productores de soja, el aporte alcanzaría los 6.500 pesos por hectárea, y en el maíz a los 20.000 pesos por hectárea. Para acceder al beneficio, los productores deberán inscribirse en la página web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Ayer en declaraciones radiales, Massa sostuvo que “el objetivo es ampliar la superficie sembrada, porque en paralelo se está dando una sequía que requiere que tengamos la capacidad de avanzar en la superficie sembrada para reemplazar con más productos la carencia de productos que va a generar la sequía”.

Los cierto es que la cuestión climática adversa es algo que preocupa al campo y al Gobierno, por el impacto que tendrá la situación en materia productiva, en el ingreso de divisas por las exportaciones y en los niveles de inflación. Actualmente hay unas 400 mil hectáreas que se perdieron en trigo, hay retrasos importantes en la siembra de maíz, entre el 70% y 75% del rodeo vacuno está afectado por la ausencia de precipitaciones, y también se proyecta una menor de producción de leche y en las economías regionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *