ROBOTS ARQUEROS QUE COMPITEN EN LIGAS DE FUTBOL

Investigadores enseñan a un robot a tapar, para ver sus reacciones y seguimiento de objetos.

Un experimento reciente llevó a un robot Mini Cheetah a aprender movimientos de un portero de fútbol con la idea de que pudiera reaccionar al seguimiento de objetos.

Los investigadores buscaban dar otro tipo de locomociones al dispositivo como los reflejos y la intercepción de objetos. Para eso enfrentaron al robot con otro similar y también a un humano, ambos le lanzaron penales mientras él los atajaba.

En el articulo publicado por el MIT, se cuenta que el Mini Cheetah tenía tres movimientos para hacer las veces de portero: esquivar, saltar y agacharse, evitando que la pelota lo pasara.

“La portería de fútbol con cuadrúpedos es un problema desafiante que combina una locomoción altamente dinámica con una manipulación precisa y rápida de objetos no prensiles”, indicaron los encargados de la investigación.

“El robot necesita reaccionar e interceptar una bola potencialmente voladora utilizando maniobras de locomoción dinámicas en un período de tiempo muy corto, generalmente menos de un segundo”, añadieron.

Los investigadores buscaban ver sus reacciones para tapar penales y el seguimiento de objetos.

El arquero robot

Durante el experimento se crearon varios escenarios, uno robot vs. robot y otro robot vs. humano, en este último el Mini Cheetah tuvo una efectividad de atajadas del 87 %, reaccionando de buena manera a los balones que iban alto, mientras que con algunos problemas para parar los que se le lanzaban arraz de suelo, especialmente a su izquierda.

Mientras que con su rival robótico tapó todos, esto por la velocidad de los remates enviados. Aunque en ambos escenarios su reacción fue muy rápida, promediando 0.5 segundos para detener el balón o moverse al lugar al que iba.

Si bien esta no es la primera vez que los científicos usan robots para jugar fútbol, el objetivo de este trabajo va más allá y quiere buscar movimientos adicionales, por ese motivo iniciaron con el portero que debe hacer un trabajo constante de reflejos.

Pero el mismo esquema que usaron con el Mini Cheetah arquero lo pueden replicar para los demás roles en la cancha, “como patear balones de fútbol con múltiples habilidades”. Lo que abre la puerta a una serie de condiciones que se le puede potenciar a este tipo de dispositivos para adaptarlos en diferentes tareas.

Investigadores enseñan a un robot a tapar, para ver sus reacciones y seguimiento de objetos.

Más videos de fútbol con robots

Desde hace varios años los entusiastas en la tecnología han organizado torneos con robots en todo el mundo. Los desarrolladores han creado dispositivos con diferentes diseños, desde robots parados en dos piernas, hasta una especie de mini autos de dos ruedas que los hacen más veloces y con mejor movilidad.

Torneo de robots de dos ruedas jugando fútbol de forma autónoma

Un ejemplo fue la RoboCup que se realizó este año en Bangkok, Tailandia, donde se reunieron cerca de 3 mil participantes de 45 países diferentes. Allí se mostraron dispositivos de tamaño pequeño y otros con una altura similar la de un humano.

Gran parte de este tipo de exhibiciones se hacen orientadas a publico universitario, que buscan innovar en nuevos formatos de movilidad para los robots, como sucedió en el MIT con los Mini Cheetah, que por primera vez se veía un dispositivo de estas características jugando fútbol.

Otro ejemplo, que fue más enfocado en el entretenimiento, fue el de hace un par de año en Japón cuando invitaron a Lionel Messi a patear una serie de penales, que eran atajados por un arquero que respondía hacia donde iba el balón. Un juego que es popular en otras partes del mundo, replicado por equipos o marcas en eventos con hinchas.

Los robots juegan fútbol parados en dos pies, en una exhibición en Japón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *