CRISTINA FERNANDEZ ACUSA AL PRESIDENTE DE PERJUDICAR SU AVANZADA CONTRA LA JUSTICIA

Al comparar a Luciani con Nisman, volvió a poner al fiscal de la causa AMIA en el centro de la escena que había logrado ocupar la vicepresidenta con su campaña de una “conspiración política-mediática-judicial” en su contra. El enemigo más peligroso suele estar en casa. Y Cristina Kirchner volvió a chocar con las palabras de Alberto Fernández. Cuando el Presidente estuvo en A Dos Voces y vinculó al fiscal Diego Luciani con el fiscal Alberto Nisman, quiso congraciarse con la vicepresidenta. Pero sus dichos fueron leídos como una amenaza a la vida de Luciani.

Alberto Fernández terminó así convirtiéndolo en víctima. La Vicepresidenta había montado una estrategia bastante “efectiva”: apenas el fiscal Luciani la acusó por asociación ilícita y pidió pena de prisión, Cristina Kirchner desplegó toda una retórica propia de la literatura fantástica, pero estratégicamente armada: se mostró como víctima de una conspiración política-mediática-judicial. Fue Alberto Fernández quien corrió el eje y con su error de vincular el destino de Luciani con el de Nisman volvió a poner el fiscal en el centro de la escena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *