«ME PARECE MUY ATRACTIVO UN HOMBRE QUE NO SE HACE ABSOLUTAMENTE NADA» FULMINANTE INDIRECTA DE GUILLEMINA CONTRA MARCELO TINELLI

¿Alguna vez se sabrá la verdad de la separación de Guillermina Valdés y Marcelo Tinelli? ¿Cuántas indirectas más tendrán que tirarse -sobre todo ella- para que alguno de los dos explote y se anime a revelar los verdaderos motivos del distanciamiento? Por ahora, los dos siguen tirando la basura abajo de la alfombra y se siguen picanteando con algunas declaraciones. La empresaria volvió a pegar “en la línea de flotación” del conductor, y otra vez volvieron las preguntas, todavía, sin las respuestas definitivas.

Sentada a la mesa de Mirtha Legrand que comanda Juana Viale los domingos al mediodía -para que no se enoje Chiche Gelblung, al que no le gustó nada el cambio de nombre para una de las ediciones- Guillermina tiró una frase que aludió directamente a su ex pareja y padre de Lorenzo, su hijo menor.

Estaban hablando de hombres, de mujeres, de relaciones y de gustos particulares de cada “comensal” acerca de todas esas cuestiones cuando Guillermina “pateó el tablero” al remarcar que prefiere a los tipos que no le dan tanta bolilla a los cuidados estéticos, precisamente una de las “obsesiones” de Tinelli.

Puesta a discutir de esas cuestiones con los demás integrantes de la “mesaza” (¿O cuando la conduce Juana hay que decirle de otra manera también?), Guillermina sorprendió al asegurar sin ningún tipo de dudas ni titubeos que “Me parece mucho atractivo un hombre que no se hace absolutamente nada”.

El comentario generó algunas reacciones y el rápido recuerdo de Tinelli, por supuesto. Charlotte Caniggia, otra de las que se sentó a la mesa con más historia de la tele, rápidamente mostró su desacuerdo con la opinión de Valdés. Primero lo hizo con una sonrisa, luego con un movimiento de cabezas como diciendo que “no” y por último con la palabra, cuando verbalizó que a ella sí le gustan los que se cuidan. Como Marcelo, ella tiene una “idea fija” con su cuerpo.

A los 62 años, Tinelli luce como si fuera mucho más joven. Se le van pocas arrugas, conserva un buen “matorral” en sobre la cabeza y se le observan muy pocas canas, como si el paso del tiempo no hubiera afectado su imagen “exterior”. Además, se lo advierte delgado -aunque siempre lo fue- y en cuanto a la vestimenta últimamente se ha inclinado por las prendas “overrated” (algunos talles más grandes que el suyo), situación que le ha valido, también, alguna que otra crítica de los espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *